COMPRUEBA TU TALLA

No te quedes con la duda. Comprobar tu talla es super sencillo, para hacerlo nuestro consejo es que cojas la camiseta que mejor te quede y la extiendas bien sobre la cama, después con un metro, una regla o lo que mejor te venga mide (en centímetros) la distancia de axila a axila y apúntala, después mide desde la parte más alta del cuello hasta la parte de abajo y apunta también esa medida. Con esas medidas compara en las siguientes tablas que medidas se acercan más a las que acabas de tomar y esa será tu talla.

Ten en cuenta que es muy difícil que las medidas que tomes y las de la tabla sean exactas, por eso debes elegir las que más se acerquen. Según cada productor de camisetas una veces tallan mucho y otras poco, por eso si crees que tienes una M y al medir ves que tienes que pedir una S, no lo dudes...en este caso tienes una S. Fíate de tus medidas.